•  
  •  

Un nuevo estudio realizado por la firma Micronomics, que se dedica a investigaciones financieras, llegó a la conclusión que la semana del All Star Game (ASG) de la NBA le trajo $116 millones extra a la ciudad de Los Ángeles en actividad económica.

De todo el monto, $90 millones es gracias al turismo que genera el evento.

Los que vienen desde fuera de la ciudad gastan dinero en hoteles, restaurantes, tiendas de souvenirs y hasta locales no que no tienen nada que ver con el partido.

En esta ocasión, la NBA cambió el formato del ASG para enfrentar a dos equipos formados por LeBron James y Steph Curry.

La Comisión de Deportes y Entretenimiento de Los Ángeles cree que la ciudad también recibe valores intangibles del mercadeo que realizó la liga, ya que la convirtió en un destino deseado para fans del baloncesto de todo el mundo.

Los Ángeles será la anfitriona de otros grandes eventos deportivos en los próximos años, como el Super Bowl (2022), la final del fútbol americano universitario estadounidense (2023) y las olimpiadas de verano (2028).

Según estos datos de Micronomics, el evento le generó 40% más negocio a la urbe Californiana que a New Orleans, que fue anfitriona en la pasada edición.

Un estudio realizado en julio del 2017 por la Universidad de Luisiana, indicó que la ganancia para el estado fue de $44.9 millones en ingresos directos y $37.8 millones en beneficios indirectos.

La cifra de este ASG es impresionante si se compara con otros. Por ejemplo, cuando MLB tuvo su Juego de las Estrellas en Anaheim, California, en el 2010, generó $85 millones. Únicamente dos ASG de MLB han superado la cifra recaudada por Los Ángeles, los 2 en la ciudad de New York.

Facebook Comments