•  
  •  

A veces nos olvidamos que los equipos profesionales que nos gusta tanto, no son tan diferentes de las otras franquicias que nos rodean.

Esto tiene que ver con el hecho de que se dedican a una actividad tan vistosa y entretenida como los deportes profesionales, pero no debemos olvidar que la gran mayoría de los conceptos que se emplean en cualquier franquicia se pueden aplicar a los entes deportivos de alto nivel.

En los años recientes, el valor de los conjuntos profesionales alrededor del mundo se ha disparado. Cada año crece más en una gran mayoría de equipos en las ligas de más prestigio a nivel mundial.

La NFL es un ejemplo claro. El valor promedio de una franquicia del fútbol americano estadounidense ronda los $2 billones. Esto es un aumento del 38% en comparación con el 2014.

Los Cowboys de Dallas ya superan los $4 billones. ¡Su dueño Jerry Jones los compró por $140 millones en 1989! ¿Por qué se da esto?

El impresionante valor de los Cowboys de Dallas va ligado con las inversiones que han hecho en infraestructura a través de los años.

Hay algunos elementos que hacen que las franquicias de deportes profesionales aumenten su valor con tanta velocidad. Todas tienen que ver con lo atractivas que se han vuelto para inversionistas.

Entre más dinero entre a la liga, más ganancias y mayor crecimiento, por lo tanto más valor para cada uno de los equipos.

Primero que todo, el hecho de tener una marca central (NBA, NFL, MLB, Premier League, etc) para proteger a sus franquicias hace que invertir en las mismas sea poco riesgoso y con un retorno considerable. Los equipos deben seguir lineamientos impuestos por la organización que le dan estructura y estabilidad.

Este modelo combina varios tipos de fuentes de ingresos: patrocinios, mercadeo, taquillas, endosos, derechos de autor, entre otros, que se comparten normalmente entre los diferentes equipos.

Por ejemplo, hace poco la MLB vendió parte de su división de producción audiovisual (BAMTech) a la corporación Disney. Como producto de la transacción, cada una de las 30 franquicias del béisbol profesional estadounidense recibió un pago de $50 millones.

La liga comparte sus ingresos con los equipos y viceversa.

Todas estas marcas estructuradas protegen la integridad de la totalidad de la organización. Los diferentes conjuntos representan a un ente superior, que es la liga, y toman fuerza extra por la colectividad.

En caso de que uno de los conjuntos opere ineficientemente, los demás le exigen que lo haga o se cambiará la administración del mismo. Es común ver a ligas profesionales forzando la venta de algún equipo.

Cada organismo tiene entrenamiento y procesos con algún grado de estandarización que proveen altos niveles de rendimiento y satisfacción al cliente. Estos se someten cada año a exámenes para analizar el éxito. También, en las ligas más exitosas, existen esfuerzos conjuntos para solucionar problemas que de otra manera serían un emprendimientos titánico para los equipos participantes.

Por ejemplo, sería más fácil para la Liga Española como un todo el entender cómo mercadearse mejor a los millenials que para el F.C Barcelona como un equipo independiente.

La Premier League es la liga de fútbol más cara del mundo. Le sigue la Bundesliga en la segunda posición

Cuando crece el mercado se benefician todos los miembros participantes, ya sea por un alza en el valor de la marca o por inversiones a la misma.

Si los Golden State Warrios son un equipo muy popular, cuando jueguen de visita con otro que no está en su cúspide atraen inversión. Si la NBA crece en popularidad por los Golden State Warrios, los otros conjuntos también lo hacen.

Debido a la alta competitividad y variabilidad de deportes y equipos en el mercado globalizado de hoy en día, todas las franquicias hacen intentos continuos por mantener al cliente interesado en la marca y demandando el producto.

Como punto final, se debe tomar en cuenta que hay un número limitado de equipos que pueden pertenecer a una liga, lo que los hace exclusivos y caros. Por más dinero que alguien tenga, no necesariamente podrá tener un equipo de fútbol en la Liga Española al menos de que se den las condiciones necesarias.

No se sabe a ciencia cierta cuál será la cúspide del valor de los equipos profesionales. ¡Es increíble pensar que podemos aún estar lejos!

Ya todos los conjuntos de la NBA superar los $2 billones de dólares y ligas como la MLB y NFL facturan más de $1 billón todos los años, lo que atraerá aún más inversión.

El fútbol ha experimentado un crecimiento a menor ritmo pero conforme van imitando algunas estrategias de otros organizaciones (especialmente los estadounidenses) sus marcas han ido creciendo en valor.

Para una gran cantidad de ligas deportivas profesionales, se está viviendo una época dorada económica.

Facebook Comments