•  
  •  

El banco de inversión Morgan Stanley ha proyectado que la Fórmula 1 perderá cerca de $220 millones en los próximos 3 años.

El escenario pesimista fue publicado recientemente en un informe oficial de la institución.

Este reporte llega poco después de que el diario británico Independent reportase que en el 2017 los ingresos de la compañía cayeron en $18 millones a un total de $1.8 billones. Esto debido a la pérdida del Grand Prix Alemán y a la salida de varios patrocinadores, como la firma de seguros Allianz y el gigante bancario UBS.

El 2017 fue la primera campaña para los nuevos dueños de la competencia, Liberty Media. Representó la peor caída en ingresos de la década para la F1.

La temporada de la F1 iniciará el 25 de marzo con el Grand Prix Australiano.

A pesar de que el nuevo grupo prometió una mejora en la situación financiera de la organización, no pudieron llegar a nuevos contratos para nuevas carreras o patrocinadores para compensar los socios comerciales perdidos.

El principal costo individual de la F1 es la cantidad de dinero que se la da a los equipos victoriosos de cada competencia. Representa el 68% de las ganancias totales de la compañía.

Se proyecta que este año se repartirán $1 billón en premios, seguido de $1.1 billones en el 2019 y $1.2 billones en el 2020.

Luego de pagar esto, y los demás gastos de operación, las proyecciones indican que antes de reducir intereses, impuestos, depreciación y amortización, las ganancias de la Fórmula 1 por años serían de $382.4 millones (2018), $420.8 millones (2019) y $497.6 millones (2020).

Morgan Stanley comenta que esta cantidad es bastante baja al tomar en cuenta que la F1 tiene más de $5 billones en deudas y los intereses crecerán con el tiempo. Además, estos números proyectados alejarán a inversionistas que en otras circunstancias hubieses aportado a la organización.

Facebook Comments