•  
  •  

Los nuevos dueños de la Fórmula 1, Liberty Media, están buscando cambiar el deporte en muchas maneras diferentes. A Ferrari esto no le está gustando.

El fabricante más lujoso del mundo se ha opuesto de manera pública en muchas ocasiones a medidas nuevas, como los cambios en la regulación de los motores y caídas en las ganancias.

En la fiesta de navidad de la compañía el CEO de Ferrari, Sergio Marchionne, encendió de nuevo la llamarada de la discordia sobre una posible salida de Ferrari.

“Los ejecutivos de la F1 están haciendo cambios que van contra el ADN de la competencia”, comentó a la prensa italiana.

Las discusiones sobre estandarizar algunas partes de los automóviles son la principal causa de la tensión entre Liberty Media y Ferrari.

Ferrari es el único equipo que ha competido en todas las temporadas de la historia de F1.

“No estamos interesados en que todos los carros sean los mismos y tengan motores simples, como en Nascar. Creo que Liberty satisfará a todos en un futuro, de otra forma Ferrari se irá. Si creen que estamos bromeando están jugando con fuego”, agregó Marchionne.

El gerente dijo que, de ser necesario, la Scudería es lo suficientemente poderosa como para crear un éxodo masivo de equipos hacia otra organización.

En ocasiones anteriores Marchionne ha dicho que dejar la competencia sería un gran gane financiero para Ferrari. Al mismo tiempo admite que sus intenciones son de quedarse.

Al ser cuestionado sobre sus sentimientos al dejar F1, Marchionne explicó que se sentiría fenomenal.

“Estaría trabajando en una estrategia alternativa para reemplazarla, una que sea más racional”, concluyó.

Facebook Comments